top of page

Pensar Menos y Sentir Más

"Ya perdí la cuenta de las lágrimas que te he ido dedicando. Cuántas lunas llenas a tu ausencia le he contado que te extraño. Pido por tu luz, amor te mando bendiciones meditando. Ya cambié los muebles pero el sentimiento no puedo mudarlo. Que silencio tan amargo. Cuánto tiempo y cuánto espacio. Eres para mí el capítulo que no se ha terminado. No puedo seguir conviviendo con demonios del pasado."


Piel chinita por toooodoooo mi cuerpo.


"Siempre pienso en ti, soy tu madre y eso nadie va a cambiarlo."


Y al escuchar la última frase… nudo en la garganta…


La semana pasada fui al concierto de Alejandra Guzmán y realmente me quedé impresionada de la pasión con la que hace lo que ama, estar arriba en un escenario cantando e interpretando su música.





Creo que no todo mundo tienen la dicha de hacer lo que le apasiona. Y cuando es así se siente, se vibra, se transmite y se puede ver a kilómetros de distancia. Ese sábado sentí que vibré tooodoooo lo que ella estaba sintiendo arriba del escenario. Su gratitud, su alegría, su gozo, su tristeza como la de la letra que te puse al principio de este blog.


No tengo idea que pasó entre su hija y ella pero agradezco no saberlo. Pienso que si supiera, podría estar juzgándola a ella o a su hija, o a las doooos.


No hubiera disfrutado de su concierto de la forma en que lo hice, pasando por todas esas emociones que vibré, sentí y experimenté durante la hora y media de escuchar su música y verla cantando y desenvolviéndose en el escenario como lo hizo por estar pensando en si estaba bien o mal que le cantara y dedicara una canción.


Y pensarás que soy “mega fan” de ella, pero la verdad es que me gustaban sus canciones pero no las había vuelto a escuchar desde hace mucho tiempo. Fui más por la experiencia de ir con un grupo de amigas que disfrutamos mucho últimamente de ir a conciertos que por ella en sí 😊🤷🏻‍♀️ Y salí realmente conmovida y feliz de haber vivido esa experiencia.


Esto me hizo reflexionar cuántas veces, el juicio nos impide vivir a flor de piel experiencias en nuestra vida.


¿Cuántas veces me he perdido de SENTIR una gran experiencia por estar en el juicio, por estar en la MENTE?


Y es que creo que venimos de varios años de darle taaaanto poder a la mente que nos fuimos a un extremo y justo así fuimos educados o crecimos varios adultos de hoy en día.


No te puedo explicar la cantidad de veces que acompaño a personas que una de las creencias a evolucionar es “Pensar más es mejor” o cualquiera que se le parezca. “Tengo que PENSAR en todas las posibles soluciones y estar preparada”, “Tengo que PENSAR antes de tiempo”, “Tengo que PENSAR más”, “Tengo que ANALIZAR la situación” “Tengo que ser la mejor” “Tengo que PENSAR en la estrategia para ser la mejor”. Estas son solo algunos ejemplos y todas relacionadas con más mente, más pensamientos, más análisis y me identifico totalmente con todas estas personas.


Uno de los cambios más grandes que he hecho en mi vida es PENSAR MENOS.


Sin embargo, no hay que irnos al extremo con esto tampoco, no significa que pensar es “malo” o que no debamos hacerlo nunca.


Creo que la frase completa de mi cambio sería PENSAR MENOS Y SENTIR MÁS.


Y es que creo que en realidad es un baile entre la mente y el sentir.


Evidentemente si nos vamos solamente a una de las dos, estaríamos en un extremo del péndulo y sabemos hoy que eso no nos va a llegar al mejor lugar.


¿Dónde estaría Alejandra Guzmán si solamente hubiera sentido o si solamente hubiera pensado?


No lo sabremos, pero de ver como le APASIONA y SIENTE estar arriba del escenario y como lo transmite, estoy segura que no tuviera tantos años de carrera y llenar el lugar de esa forma. Estoy segura de que fue un baile entre su SENTIR, como lo disfruta y de PENSAR que tiene que ver con disciplina, estructura y crear sistemas que le funcionaron.


¿Cómo te sientes tu en tu día a día?


¿Identificas que estás más en tu MENTE que en tu SENTIR o viceversa?


¿Crees que es algo que ya tienes consciente?


Por otro lado, está el lado de la pasión, que pensar en exceso o darle taaantas vueltas nos puede convencer de no ir por lo que nos apasiona. Y lo que nos apasiona lo podría describir como eso para lo que somos buenos, eso que se nos facilita, eso que disfrutamos tanto hacer, que podríamos pasar hoooras haciéndolo.


Creo que TOOOODOOOOS sin excepción tenemos dones y talentos únicos. A cada uno se nos dieron dones y talentos que podemos ir descubriendo permitiéndonos SENTIR.


Hoy en día te puedo decir que me dedico a lo que me apasiona, que está alineado con mi diseño humano y sobre todo que disfruto MUCHO el hacerlo.


A mí me tomó tiempo, tocar fondo y sentir que comenzaba desde cero (hoy creo que nunca se comienza desde cero), mucha inseguridad y sentir que no estaba lista, pero todo, absolutamente TODO ha valido la pena. Y te puedo decir que hay más cosas que siento que me apasionan pero no me dedico a ellas, solamente lo hago como hobby y en mis tiempos libres (los cuales también agendo, si no jamás los haría 😬).


Si aún no has descubierto eso que te apasiona o algo que disfrutas mucho, te invito a experimentar diferentes actividades y permitirte conectar con tu SENTIR, con tus EMOCIONES y que puedas detectar eso que disfrutas, que gozas, que te hace el día cuando lo haces o lo llevas acabo.


O quizá si lo tienes detectado PEEEERO tu mente te ha convencido de no hacerlo del todo o tan seguido como te gustaría. Quizá con frases como:

  • “Eso no te va a llevar a anda”

  • “No pierdas tu tiempo haciendo esas tonterías”

  • “De eso no puedes vivir”

  • “Tienes cosas más importantes que DEBERÍAS de estar haciendo” Y un laaaargo etcétera.


Y no necesariamente te tienes que dedicar a lo que te apasiona, porque también he descubierto que algunas cosas cuando se vuelven trabajo y una “obligación” de cierta forma ya no se disfrutan igual y ¡es totalmente válido!


Agradezco haber tenido la oportunidad una vez más de que el Universo me mostrara como SI es posible hacer las cosas con pasión, con disciplina y entrega y disfrutarlo tanto después de todos esos años de hacerlo como lo pude percibir en el concierto. Fue totalmente una sorpresa para mi, yo solamente iba a un concierto a pasar un rato con amigas 😊.


¿Hasta dónde le metes mente y hasta donde te permites disfrutar de eso que te encanta hacer?


¿Sientes que das por hecho lo que se te facilita y quizá por eso no lo tienes identificado?


¡También puede pasar que normalizamos nuestros dones por lo fácil que es para nosotros!


No necesitamos llevar nuestra pasión a los niveles de Alejandra Guzmán a veces nos toca compartir nuestros dones y talentos con nuestra pareja únicamente, o con nuestros hijos, o en nuestra comunidad y ¡es PERFECTO!


Esos momentos en que hago lo que me apasiona te puedo asegurar que me colocan en un estado de presencia total, en conexión con mi divinidad y con el SER que habita dentro de mi cuerpo y con el AMOR.


¡Creo que descubrir nuestros dones y talentos podría ser una materia obligatoria en algún punto de nuestra educación!


¿Tú qué opinas?


Si pensar menos y sentir más es algo que te gustaría hacer, te invito a revisar la información de ELIGIENDO DESDE EL AMOR haciendo clic AQUÍ.


Comenzamos el martes 7 de noviembre 2023 y HOY puedes aprovechar el descuento que tengo para ti.


¡Estaré feliz de transitar este camino juntos!


Que tengas un domingo pleno, lleno de gratitud y de disciplina en tu amor propio ✨.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page